Principios del punzonado industrial

 In Climatización

Para Estampaciones JOM siempre ha sido importante mantenerse a la vanguardia de los procesos industriales más novedosos y de última tecnología, en un esfuerzo por satisfacer las necesidades más exigentes del mercado contemporáneo. Este nuevo abanico de posibilidades, ofrece a sus clientes nuevas alternativas de calidad comprobada y con un respaldo profesional, sustentado a lo largo de más de cuarenta (40) años de experiencia.

     En este sentido, una de las técnicas en las que se ha logrado profundizar de manera progresiva es la del punzonado, que básicamente consiste en un proceso mecánico, de alta precisión, que realiza cortes de figuras simples en láminas de acero de bajo carbono, acero inoxidable, aluminio, y muchos metales más. Dichas perforaciones requieren un diseño geométrico determinado, para lo cual se utiliza un punzón meticulosamente afilado, junto a una base que permite realizar operaciones como el embutido y abocardado, ambas, permitiendo que el corte sea ejecutado en un solo movimiento exacto, medido, preestablecido.

Punzonado industrial ¿por dónde comenzar?

     Uno de los factores determinantes del proceso del punzonado radica en la no implicación del arranque de viruta, lo que resulta ser bastante beneficioso para un tipo de proceso demandado en la elaboración de piezas en serie, lo que, a su vez, genera mayores y óptimos resultados al someterse a bajas temperaturas.

     La fuerza aplicada por la maquinaria implicada en el punzonado, obliga a penetrar el material metálico, por lo que, en principio, se genera una deformación inicial, de forma inmediata, seguida de un cizallamiento y rotura de la materia prima, finalizando con la expulsión de la pieza cortada o sobrante.

Fases sobre las que se desarrolla el punzonado industrial

     Es importante señalar que, siendo un procesos aparentemente directo, práctico y sencillo, entender la mecánica del punzonado requiere un mayor grado de atención, por todos los factores que se involucran en su accionar. Es por ello que el punzonado se divide en tres etapas básicas o principales:

  • Deformación: Consisten en el esfuerzo que ejerce el punzón sobre el material metálico, lo que, a primera instancia, produce una deformación, inicialmente elástica, y que posteriormente plástica, alrededor de los bordes del propio punzón y la base.
  • Penetración: Llegados a este punto, los filos del corte del punzón y la matriz penetran el material, lo que implica la producción de grietas en el mismo, por las tensiones generadas durante la primera etapa. En otras palabras, la deformación del material es pronunciada en un punto específico.
  • Fractura: Finalmente, las grietas que se originan en un lado y otro de la lamina o material, promueven la separación del mismo: el punzón sigue descendiendo con la misma fuerza y precisión, hasta que expulsa el recorte.

     Para conocer más de cerca los beneficios, alcances y demás detalles acercas del punzonado, no olvidéis visitar la web de Estampaciones JOM, pinchando aquí.

Valoración global
[Total: 0 Media: 0]
Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search